Conferencia Española de Decanos de Química
 
Conferencia Española de Decanos de Química
 
 
Concurso de Posters
 
 

Conferencia Española de Decanos de Química
2011 Año Internacional de la Química

 
 

 
 
 

Intervención del Presidente de la CEDQ


IMPACTO SOCIAL DE LA QUÍMICA
Reyes Jiménez Aparicio
Presidente de la Conferencia Española de Decanos de Química
8 de febrero de 2011

Sr Vicepresidente del Gobierno, Sra. Ministra, Sr. Ministro, Autoridades, Sras. y Srs.

Hace unos catorce mil millones de años se produjo el BIG BANG. Tras él, todo el universo se convirtió en un inmenso reactor nuclear donde se formaron los primeros elementos químicos: el Hidrógeno y el Helio, y a partir de ellos todos los demás. Mucho tiempo después se formaron las estrellas y los planetas. En la Tierra, hace unos 3000 millones de años, la descomposición fotoquímica de la molécula de oxígeno dio lugar a una capa de ozono permanente, que, desde entonces, la protege de los rayos ultravioleta más peligrosos. Las nuevas condiciones ambientales permitieron la aparición de los primeros homínidos, que estaban, como los de hoy, constituidos por carbono, hidrógeno y oxígeno junto a un buen puñado de otros elementos químicos. Y fue el control de otra reacción química, la combustión, lo que produjo la primera gran transformación de la incipiente sociedad. El dominio del fuego permitió a la especie humana, defenderse de los depredadores, iluminar sus noches, combatir el frio y cocinar los alimentos, pero también el desarrollo de la cerámica y de la metalurgia.

La Química ha influido tanto en cómo se ha ido conformando nuestra sociedad, que el cobre, el bronce y el hierro dan nombre a tres edades de la prehistoria. En el Egipto antiguo se descubrieron los esmaltes y el vidrio, y en la antigua china la porcelana y la pólvora. Muchas otras sustancias químicas influyeron poderosamente en la sociedad prehistórica y lo siguen haciendo hoy. Entre ellas, la sal ocupa un lugar destacado, se usa como conservante desde hace miles de años y, en la actualidad, es una materia prima de primera magnitud para la obtención de cloro y sosa.

En la segunda mitad del siglo XVIII el desarrollo industrial necesitó de gran cantidad y variedad de productos químicos. Esta necesidad aceleró el despegue de la industria química, sin la cual no hubiera sido posible la revolución industrial. Con ella, la sociedad pasó de estar basada en lo rural, y controlada por la nobleza, a basarse en la industria y a ser controlada por una nueva clase social, la burguesía.

Desde entonces la influencia de la química, en nuestra sociedad, no ha hecho más que aumentar. Los productos químicos se han hecho imprescindibles en todas las áreas: en las industrias, en las empresas, en la agricultura, en la alimentación, en los hogares o en el cuidado personal. De todas ellas voy a destacar sólo dos: salud y producción de alimentos.

Desde la Grecia y la Roma antiguas hasta principios del siglo XX la esperanza de vida se mantuvo casi constante entre los 20 y los 30 años. En el año 1965 no llegaba a los 50 y hoy la de los países desarrollados supera los 80 años. La utilización de productos químicos para potabilizar el agua y la producción de medicamentos y vacunas a precios asequibles son algunas de las causas que han producido este espectacular crecimiento.

Según la FAO, en el año 2010, 925 millones de personas padecieron hambre y desnutrición en el mundo. La química aporta una ayuda importante a la solución de este problema, a través, al menos, de tres actuaciones:

  • La fabricación de fertilizantes, herbicidas, plaguicidas y fungicidas que aumentan considerablemente el volumen de la cosechas.
  • La utilización de medicamentos para animales que multiplica la producción de carne.
  • Y la utilización de conservantes y la fabricación de envases especiales que prolongan la vida útil de los alimentos.

Descubrir nuevos productos químicos inocuos y biodegradables; desarrollar procesos de producción ambientalmente benignos; utilizar fuentes renovables para la producción de energía y desarrollar nuevas tecnologías limpias y nuevos materiales son algunos de los desafíos quetenemos pendientes para los próximos años.

El año Internacional de la química 2011, constituye una oportunidad única para dar a conocer a los que nos rodean el papel imprescindible que la química juega en el desarrollo económico y en el bienestar de nuestra sociedad, como la ha hecho desde el inicio de los tiempos, desde el BIGBANG.

Muchas gracias por su atención